Regreso a Clases y Errores Comunes

REGRESO A CLASES

Después de vacaciones es cierto que a todos les cuesta comenzar de nuevo el colegio y dejar la rutina de vacaciones en la que no importaba la hora de acostarse, de levantarse, en la que todos los días eran como fin de semana, ni desayunar a las 6 de la mañana. Aunque en las vacaciones los niños literalmente se olvidan del colegio y se dedican a disfrutar, jugar, pasear y divertirse, para la mayoría el regreso al estudio trae cosas agradables, como volver a encontrarse con los amigos, practicar su deporte preferido o mantenerse ocupado todo el día en función a las labores escolares.

ERRORES COMUNES DE REGRESO A CLASES

Durante los días previos, expresar con insistencia frases como: “te vas de mí”, “eras un bebe y ahora te vas de nosotros”, “no sé si voy a soportar verte cruzar la puerta de la escuela”. Con mensajes tan dramáticos y contundentes, se propicia la angustia de separación en los niños y lógicamente un rechazo por la escuela.

Utilizar el chantaje afectivo al momento de la despedida: “no llores porque mama se va a poner triste”.

Mentir a los niños respecto a lo que va a ocurrir: “dale la mano a la maestra, no me voy a ir, ahora mismo regreso y estaré contigo en el salón”.

Utilizar el engaño como forma para que se queden en la escuela.

Convertir el momento de despedida en un evento dramático y difícil, como puede ser que los padres lloren frente al niño.

Prolongar el momento de la despedida.